Vivos y no tan vivos deleitan su paladar con el pan de muertos Destacado

Escrito por  Oct 30, 2019

A pocos días de la celebración las panaderías y pastelerías de Culiacán llenan sus estantes de tradición mexicana

Culiacán, Sinaloa. A pocos días de conmemorar el día de muertos, las ofrendas, altares, coronas y arreglos florales se hacen ver en los diferentes panteones y hogares de la capital de Sinaloa, pero no puede faltar el tradicional pan de muertos que además de llenar los estantes de las diferentes pastelerías y panaderías, deleitan con su sabor los paladares de los culichis.

Vivos y no tan vivos disfrutan por igual de esta delicia que cuenta con una gran cantidad de variantes, desde el típico que puedes encontrar en tu panadería de confianza, hasta versiones menos conocidas.

Ya sea por su sabor o por el recuerdo de nuestros seres amados, este es uno de los panes más queridos y consumidos en la proximidad al día de muertos.

En su versión básica el pan de muertos no lleva azúcar, únicamente está barnizado con mantequilla o huevo y es ligeramente seco, adornado con el cráneo que lleva arriba y los huesos de su alrededor, tradicionales canillas o simples líneas trazadas sobre el pan, el preferido para para poner en las ofrendas.

Con pequeñas variantes también se cuenta con el más consumido el que va cubierto de azúcar, tiene un inconfundible sabor, ingrediente que según cuenta la tradición, nos ayuda a recordar a nuestros seres queridos.

Sin embargo, hay otros estilos de pan de muerto que varían recetas y sabores, como lo es el que es adornado con delicadas líneas de chocolate, al que se le integran frutas secas y hasta de colores, siempre con la finalidad de recordar a los seres queridos que se adelantaron en el camino, y dejaron presente una tradición a preservar.

 

 

Gabriela Castro.

Hemeroteca de notas

« Diciembre 2019 »
Lun Mar Mier Jue Vie Sáb Dom
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31