Empuje comercial en el Noroeste con una nueva alianza regional Destacado

Escrito por  Economista Nov 06, 2019

La Confederación de Cámaras Industriales (Concamin) pretende crear esta alianza, que detonaría principalmente a la agroindustria

El sector industrial del país apuesta por impulsar otra alianza regional que potencialice el desarrollo económico nacional y se sume a los bloques conformados en el sur-sureste y en la zona Centro-Bajío-Occidente: sería el Pacto Noroeste.
La Confederación de Cámaras Industriales (Concamin) pretende crear esta alianza, que detonaría principalmente a la agroindustria, que se integraría por seis entidades: Sonora, Baja California, Baja California Sur, Durango, Zacatecas y Sinaloa.
Durante el encuentro entre el gobernador de Sinaloa, Quirino Ordaz Coppel, y el presidente de Concamin, Francisco Cervantes Díaz, se explicó que los industriales han apostado en este año por la creación de alianzas regionales, destacando el Pacto Oaxaca y la Alianza Centro-Bajío-Occidente, esto con el fin de que los estados potencialicen sus actividades económicas y áreas de oportunidad.
“Vamos a ver cómo en la Concamin, de la mano con el gobernador de Sinaloa, podemos colaborar y proponer una reunión, como lo hemos hecho con el Pacto Oaxaca y también con la Alianza Centro-Bajío-Occidente, para hacer algo también en el noroeste, con los gobernadores de Sonora, Baja California Sur, Baja California, con Zacatecas y también con Durango”, acentuó Cervantes Díaz. Hizo hincapié en que se buscaría que esta alianza sea liderada por Sinaloa, debido a que es una de las entidades con mayor crecimiento económico y que mejor maneja sus finanzas públicas.
El presidente de la Concamin acentuó que con esta unión se buscará potencializar la agroindustria de la región: “Para ello, se estaría promoviendo la llegada de fábricas, así como más inversionistas para lograr ser una de las regiones más competitivas de este sector a nivel mundial”.
“Con esa conectividad que hay en la región y ese puente Baluarte —que conecta a Sinaloa con Durango—, que a nivel mundial ha sido multipremiado, podríamos seguir desarrollando la agroindustria”, aseguró.
En ese sentido, refirió que es un buen momento para la región noroeste del país, debido a que en el 2020 Sinaloa y sus estados vecinos ya contarán con ductos de gas natural.
“Después de tantos años con problemas con el ducto del noroeste pronto se hará algo. Esa gestión nos tocó trabajar mucho con el ducto marino y ya estará. El gas natural se vuelve atractivo para las fábricas. Cuando entra el gas natural se combate la pobreza y comienza la generación de empleos. Hay muchas posibilidades de crecimiento para lo que es toda la región noroeste. Es una gran oportunidad”, señaló el líder de los industriales.

Año de coaliciones

Debido a que el actual gobierno federal, encabezado por Andrés Manuel López Obrador, no contempló a todas las entidades del país dentro de los proyectos regionales del Plan Nacional de Desarrollo (PND) 2019-2024, los estados apostaron por nuevas estrategias para evitar fuga de capitales y rezago social, entre las que destacan reforzar alianzas y crear más nichos que ofrezcan beneficios fiscales.
En el PND 2019-2024 sólo se observan tres grandes proyectos regionales: Tren Maya, istmo de Tehuantepec y Zona Libre de la Frontera Norte.
Una de las primeras alianzas que se efectuaron fue la de Centro-Bajío-Occidente, conformada por Aguascalientes, Guanajuato, Jalisco, Querétaro y San Luis Potosí, donde se busca sumar sus capacidades para consolidarse como una plataforma de desarrollo económico.
De hecho, los cinco estados que la conforman representan alrededor de una quinta parte del Producto Interno Bruto (PIB) del país, y ya tienen establecidas operaciones de manufactura avanzada, además de que conforman el centro agroalimentario más importante de México, así como operaciones logísticas.
Estos estados también buscan la generación de energías limpias para el desarrollo de puertos secos y consolidarse como el hub logístico de México.
Por su parte, Michoacán, Guerrero y Colima también apostaron por conformar la Alianza Pacífico y así convertirse en la región con la mejor plataforma logística portuaria de toda la República Mexicana. Igualmente, se espera que próximamente se integre Nayarit. Posteriormente, el proyecto se uniría a la Alianza Centro-Bajío-Occidente.
La agenda de trabajo de estas entidades se enfoca en el impulso de la actividad comercial portuaria a través de una serie de objetivos: mejorar la logística por vía férrea, incluir incentivos fiscales y afianzar las relaciones comerciales con Asia, para que China sea el principal socio e inversionista.
Cabe recordar que a inicios de septiembre Michoacán firmó un acuerdo con Guerrero, para que las dos entidades sean declaradas como zona libre fronteriza y se disminuya el Impuesto al Valor Agregado y se aumente el salario mínimo, mientras que a inicios octubre la entidad michoacana también se asoció con Colima, para beneficiar a los puertos de Lázaro Cárdenas y Manzanillo.
Otro de los argumentos para impulsar la Alianza Pacífico fue el anuncio de la cancelación de las Zonas Económicas Especiales (ZEE), debido que se consideró que este proyecto no cumplió con la función para la que fue creado.
Las ZEE fueron el principal proyecto a nivel regional de la administración de Enrique Peña Nieto, y nació en el 2016. En total eran siete e involucraron a ocho entidades: Lázaro Cárdenas-La Unión (Michoacán y Guerrero), Coatzacoalcos (Veracruz), Salina Cruz (Oaxaca), Puerto Chiapas (Chiapas), Progreso (Yucatán), Seybaplaya (Campeche) y Dos Bocas (Tabasco).

Pacto Oaxaca

En agosto de este año, Oaxaca, Campeche, Chiapas, Guerrero, Quintana Roo, Tabasco, Veracruz y Yucatán firmaron el Pacto Oaxaca, Hacia un Sur-Sureste del Futuro. Puebla fue la última entidad en unirse.
De acuerdo con la alianza, se busca mejorar las prácticas del desarrollo industrial, económico, de infraestructura, social, rural y urbano, y también aprovechar los proyectos federales que hay para la región, como el Tren Maya, cuya inversión será de hasta 150,000 millones de pesos, o la zona franca del istmo de Tehuantepec, que unirá al golfo de México con el Pacífico.
De acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística y Geografía, los estados del Pacto Oaxaca contribuyen con 20.3% del PIB nacional; los de la Alianza Centro-Bajío-Occidente, con 17.4%, y los de la Alianza Noroeste, con 12.1 por ciento.

 

Economista

Hemeroteca de notas

« Noviembre 2019 »
Lun Mar Mier Jue Vie Sáb Dom
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30