Que MoReNa rechazará todas las Cuentas de 2017 ¿Y la ley de la ASE? Destacado

Escrito por  Jorge Luis Telles Jul 12, 2019

 

= Hará valer su mayoría en el Congreso del Estado

= Inadmisible la violación a la ley sobre el particular

= Un político llamado Jaime Bonilla, en Baja California

= Quirino de gira; dos nuevas carreteras para Sinaloa

 

Jorge Luis Telles Salazar

 

Por lo que se ve, la fracción del Movimiento de Regeneración Nacional en el Congreso del Estado tiene la más sana intención de pasarse por el arco del triunfo la reforma de 2017 a la Ley de Auditoría de Sinaloa que establece como facultad exclusiva de la ASE el revisar y dictaminar las cuentas públicas del Estado. Para bien o para mal así lo dispone dicha ley y mientras no sea reformada – lo que no ha sucedido – tiene que acatarse a cabalidad.

De acuerdo con esto, la comisión de Fiscalización de la cámara local únicamente puede formular observaciones y recomendaciones; sin embargo en lo que consistiría un claro desacato a la ley, se tiene conocimiento de que dicha comisión, ahora que se acerca el plazo para el análisis de los ingresos y egresos de los entes públicos, ha elaborado dictámenes de rechazo a todas las cuentas públicas habidas y por haber, correspondientes a la administración estatal y a las de los 18 ayuntamientos de la entidad.

Tal acuerdo, empujado por el presidente de la mencionada comisión (presidida por el diputado de MoReNa, Marco Antonio Zazueta) también incluye a organismos descentralizados tales como: Colegio de Bachilleres, Centro de Ciencias de Sinaloa, Instituto de Capacitación para el Trabajo, Instituto Sinaloense de Cultura Física y Deporte, Hospital Civil de Culiacán, Servicios de Educación Pública Descentralizada, Servicios de Salud, Universidad Intercultural Autónoma de Sinaloa, Instituto Municipal de Cultura de Mazatlán y las juntas de agua potable y alcantarillado de Culiacán, Ahome y Mazatlán.

Cierto, la última instancia, para la decisión definitiva,  es el pleno; pero hay que recordar que MoReNa es la fracción mayoritaria y que si bien ya ha perdido votaciones ante el bloque opositor, esto no quiere decir que no pueda recuperar el control de la cámara en un momento dado, donde impondría el criterio “aplanadora” por encima de las consideraciones técnico-legales a que se debe recurrir en un tema tan delicado como este.

Las reformas a la ley de la ASE en 2017 son claras y contundentes y son las que están en vigor en la actualidad. Y como tal deben acatarse; pero, al menos en lo que hace a los diputados de MoReNa no parecen estar dispuestos a ello.

Otra cosa: mantenerse en esa línea de confrontación pudiera ser un riesgo mal calculado por el partido de Andrés Manuel López Obrador y sus cuentas podrían ser alegres en estos momentos. Hace poco menos de un mes, MoReNa perdió la elección sobre el punto de los matrimonios igualitarios, lo que significó que perdió también la mayoría en la cámara. Y hasta hoy, la diputada Graciela Dominguez no parece haber hecho gran cosa para la recuperación de su hegemonía parlamentaria.

¿O sí?

=0=

Por cierto.

El Congreso del Estado de Baja California está en el ojo de un huracán político nacional al aprobar la extensión, de dos a cinco años, del mandato del gobernador electo actual, Jaime Bonilla Ramirez, en una abierta, cínica y descarada violación a todos los preceptos constitucionales habidos y por haber.

El morenista Jaime Bonilla, por si usted no lo sabe, fue electo para un periodo de dos años, contados a partir del primero de noviembre de 2019, de conformidad con lo establecido por la convocatoria expedida en su oportunidad por el congreso local de Baja California, en un intento de homologar la elección de gobernador de aquel estado, con los comicios federales del 2021.

Su caso, hay que decirlo, no es el único. En Veracruz y en Puebla hubo mini gubernaturas recientemente, a favor de los panistas Miguel Angel Yunez y Tony Gali, respectivamente, con la aclaración de que allá si se respetó la ley; que cumplieron con su breve mandato y que se pusieron a disposición de su partido para futuros compromisos.

Lo que sucede en Baja California es que ahora el poder ejecutivo de aquella entidad ha manipulado las cosas de tal modo que ha aprobado la prolongación del periodo de Jaime Bonilla, bajo el argumento de homologar las elecciones para gobernador con la presidencial del 2024, en lo que constituye a todas luces una fragrante irregularidad que definitivamente no puede ni debe pasar.

Bonilla fue electo para dos años, como resultado del voto mayoritario de los baja californianos y en apego a una convocatoria clara y concluyente. Todavía no hay reelección en el caso de las gubernaturas, así que el primero de noviembre de 2021, Jaime deberá regresar a su casa, con su familia y a sus negocios, por supuesto.

¿Pero sabe usted qué? Hay algo peor que esto:

Que esa aberración no la tomó la fracción parlamentaria de MoReNa que por ahora solo cuenta con tres diputados. Eso es lo increíble: que fue un acuerdo votado por los diputados de Acción Nacional y del Revolucionario Institucional, lo que ha provocado expresiones de categórico rechazo en todos los círculos políticos de la nación. MoReNa, en efecto, ganó todo en junio pasado; pero sus nuevos diputados aún no entran en funciones.

Y otra cosa de la que nadie habla: ¿será ajeno a todo esto el presidente Andrés Manuel López Obrador?

A Jaime Bonilla, el gobernador electo de Baja California, lo conocimos a finales de la década de los noventas, cuando era propietario del club de beisbol Potros de Tijuana, que jugaba para la Liga Mexicana del Pacifico. En enero de 1991, ese equipo resultó campeón; sin embargo, el circuito invernal detectó una fragrante violación al más sagrado de sus estatutos y el ingeniero Bonilla Ramírez fue expulsado de por vida del beisbol profesional mexicano.

Un detallito, entre muchos otros que se cuentan en todas las esferas sociales y políticas de Tijuana, Mexicali, Tecate, Rosarito y Ensenada.

Lo que vemos hoy día en la política nacional.

Y deje usted: lo que falta todavía.

=0=

En tanto.

Con todo y las restricciones a las participaciones federales, el gobernador Quirino Ordaz Coppel se trasladó ayer a Sinaloa-Municipio para poner en marcha los trabajos de construcción de dos carreteras de suma importancia, para el desarrollo regional.

Una de ellas: el Opochi-Llano Grande.

La otra: La Cero-El Palotal.

La inversión será del orden de 20 millones de pesos, con recursos del Estado en su mayoría. No hay de otra en la actualidad.

Además, Quirino hizo entrega de mil bolsas de semilla de sorgo forrajero, de un gran total de 55 mil que forman parte de este programa de apoyo a zonas temporaleras, considerado como una de las acciones de más alto contenido social en la actual administración gubernamental.

Informados.

=0=

Y bien.

Hasta aquí por hoy. Nos vamos ya, con nuestros deseos de siempre:

Que Dios los bendiga.

Hemeroteca de notas

« Octubre 2019 »
Lun Mar Mier Jue Vie Sáb Dom
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31